Juez ordena desalojo de área protegida turística de Petén

Con fecha 25 de mayo, el Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente en Poptún, Petén, ordenó al Ministerio Público (MP) desalojar a un grupo de personas que se encontraban usurpando un área protegida del municipio.


El sitio conocido como Finca Ixobel, forma parte de la Zona de Amortiguamiento del área protegida Complejo III de la Reserva de Biósfera Montañas Mayas Chiquibul, el cual ha conservado en los más recientes cuarenta años uno de los últimos remanentes de pino del sur del departamento más grande de Guatemala y algunos de los nacimientos de agua más importantes del lugar, que además son vitales para la biodiversidad y abastecen directa e indirectamente a las poblaciones circundantes.


Según la resolución de juez, el MP deberá cumplir con el protocolo respectivo para cumplir con el desalojo, para lo cual además deberá coordinar con instancias involucradas en el proceso. El Consejo nacional de Áreas Protegidas (CONAP), facilitó información técnica y denunció los delitos de usurpación y atentado contra el patrimonio natural.


En el documento emitido por el Juzgado, se instruye al MP para evitar todo tipo de vejámenes en contra de las personas usurpadoras, realizándose en forma pacífica, y si alguna de estas personas se opone al desalojo, se procederá de conformidad a la ley.


En virtud de lo anterior, el CONAP hace un llamado a la población:


• Para evitar este tipo de acciones ilegales tipificadas en la ley. Específicamente el Decreto 4-89, establece:


En su Artículo 81 bis. Atentado contra el Patrimonio Natural y Cultural de la Nación. Quien sin contar con la licencia otorgada por autoridad competente, cortare, recolectare ejemplares vivos o muertos, partes o derivados de especies de flora y fauna silvestre, así como quien transportare, intercambiare, comercializare o exportare piezas arqueológicas o derivados de éstas, será sancionado con prisión de cinco a diez años y multa de diez mil a veinte mil quetzales.

 

Y en su Artículo 82 bis: Usurpación a Areas Protegidas. Comete delito de usurpación a áreas protegidas quien con fines de apoderamiento, aprovechamiento o enriquecimiento ilícito, promoveré, facilitare o invadiere tierras ubicadas dentro de áreas protegidas debidamente declaradas. El responsable de este delito será sancionado con prisión de cuatro a ocho años y multa de tres mil a seis mil quetzales.


El CONAP recomienda a la población para no dejarse influir por terceras personas para que ocupen áreas protegidas, ya que se trata de un delito. Además, solicita al MP agilizar las diligencias respectivas para ejecutar la resolución del juez.


Conservemos nuestros recursos naturales para continuar teniendo una #GuatemalaMegadiversa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Joomla Tutorials for Beginners